Se busca

Se busca causa perdida con ganas de eso que no se puede contar y que diga las cosas que ya no se dicen.

Se busca corazón con heridas que guarden historias de las que aprender. Se busca corazón valiente que no se avergüence de noches en vela a cambio de nada.

Se busca cambio de planes sin previo aviso dispuesto a girar el timón en plena tormenta por una sonrisa y un “ven”. Se busca sonrisa sincera que siembre mañanas que huelan a eso que huelen los días cuando no deberían acabarse.

Se busca piel que sea de quien la erice y huesos que se vuelvan locos por cinco minutos más a la luz de una mirada que no necesita palabras.

Se buscan palabras concisas, precisas y justas que no guarden dobles filos ni armas en la solapa de la chaqueta. Se busca chaqueta que abrigue las horas más bajas y cuelgue de un ventilador cuando sobre la ropa.

Se buscan lunares que contar en una espalda que no se vea cuando las cosas vayan mal. Se busca café inesperado a las 13:00 h de un domingo cualquiera que cierre un fin de semana sin fin.

Se buscan horas que parezcan minutos y que se dejen bailar al ritmo de una canción que todavía no se haya escrito. Se busca canción que cantar cuando el mundo se quede en silencio.

danc

Se buscan silencios cómodos que revuelvan mariposas que sólo vuelan cuando las cosas son de verdad. Se buscan verdades piadosas dichas a tiempo que desmonten mentiras como templos.

Se buscan cigarros a pachas que quemen las letras que le sobran a la palabra tambor cuando te late la vida por tu otra mitad. Se busca mitad que quiera sin depender y sepa atar cabos con las cuerdas de la confianza.

Se busca alma libre que sepa siempre cuándo volver y no confunda hastaluegos con adioses. Se buscan vueltas alrededor de un mundo hecho a medida para dos.

Se busca elegancia que pierda las formas cuando sea necesario y que no necesite motivos para descorchar una botella y brindar. Se busca brindis por la vida y por todas y cada una de las cosas que pasan a lo largo de un día normal.

Se buscan manos dispuestas a ensuciarse por aquello en lo que creen y ojos que no necesiten ver para creer. Se buscan vistas al mar de quien tenga cojones para nadar a contracorriente.

dru

Se busca mente inquieta con los pies en la tierra y la mirada en el infinito que no entienda de imposibles y quiera viajar a la velocidad de la luz.

Se busca luz que no sólo alumbre el final del túnel y que no tenga miedo a la oscuridad. Se busca oscuridad que permita sentir lo que hacen las manos cuando dos se quieren y tres son multitud.

Se busca.
Razón, aquí.

ECGXIII.